Canasta de compras Carrito 0 Producto Productos (vacío)

No hay productos

A determinar Transporte
$ 0 Total

Verificar

Producto añadido correctamente a su carrito de compras
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total productos
Total envío  A determinar
Total
Seguir comprando Proceder con el pedido

Aceite de Coco en frasco de vidrio de 200 Ml

$ 23.000

$ 23.000 por Unidad

Nuevo producto

El aceite de coco es ideal tanto para freír como para hornear, puesto que aguanta temperaturas hasta 230°C sin que se sature.

100% puro y natural, Colombiano, virgen, prensado en frío y sin tratamientos químicos. Con grandiosas cualidades para la Alimentación y el uso Cosmético.

Más detalles

Más info

Es un aceite vegetal extraído por prensado de la pulpa de coco. Contiene un 90 por ciento de ácidos saturados de cadena media, esto le da una lenta oxidación por lo que se puede guardar hasta seis meses, pero también hace que deba moderarse su consumo, si bien es el tipo de ácidos saturados más beneficioso y se le atribuyen propiedades adelgazantes al activar el metabolismo y reducir el apetito. Es rico en aceite láurico, que es antivírico y antimicrobiano.

En cuanto a su uso medicinal es un excelente hidratante de la piel. Puedes hacer mascarillas en el rostro, untarlo en tus labios para tenerlos suaves o simplemente dar un masaje relajante. También es útil para proteger heridas y curar picaduras de insectos. En el cabello se usa como acondicionador y también lo alisa. Además es utilizado para hacer crema dental casera y ecológica, o sencillamente como enjuague bucal para limpiar la boca, proteger las encías, eliminar el mal aliento y blanquear los dientes, para lo cual se mueve en la boca pasándolo por los dientes 20 minutos aproximadamente.

En la cocina es un ingrediente tradicionalmente usado como base de muchos currys de Asia. Tiene un sabor ligeramente parecido a las almendras. Por encima de los 25 grados centígrados pasa a estado líquido y debe usarse como cualquier aceite de cocina. Sus propiedades se conservan al ser calentado. Su sabor es suave al usarse para freír por lo que difícilmente enmascara los demás ingredientes, sin embargo al usarse en frío el sabor se siente mucho más. Prueba el aceite de coco para tener un toque exótico al mezclarlo en el café, como aderezo para ensaladas, para untar como mantequilla y en repostería.